viernes, 8 de enero de 2016

Bolívar era marico




#BolívarEraMarico. En una de las calles de Caracas hace un par de años leí en una pared esta frase y la recordé al ver en twitter la etiqueta: #PintaaBolívar. La polémica ante la “remoción/cambio” de la figura de Bolívar en la hetero-Asamblea Nacional levanta pasiones en la "Patria". Haciendo uso de mis dotes de "artista" mamarrachx, mal dibujé y mal pinté al mas burdo, torpe estilo trash a unx Bolívar maricx. A unx Bolívar negrx, trans. No heterosexual como el montón de estatuas heroicas de “la Patria”. Y no es porque reclame un panteón de héroes, maricxs, trans, lesbiana, de gente perversx y polimorfx ni, una historia homonormada, ni “queer normada”, pudiera ser tan cuestionable como la historia heteronormada y sus narrativas con “super hombres” virtuosos, fuertes, varoniles con derrame de testosterona . 




 Bolivar la Libertadxr: Trash-garabato. @erchos



No pretendo en este momento deconstruir la historia de “nuestro Libertador”, eso me llevaría tiempo, astucia y estar en un lugar poder para hacerlo. Eso se lo dejo a lxs historiadorxs y sus delirios. Solo resalto la hipervaloración al falo de “Bolívar” y la disputa simbólica por la imagen/ficción de un ser que perteneció a la tan cuestionada burguesía, hijo de la casta blanca criolla colonial, por la que se construyó la fantasía de Estado Nación1.

Bolívar el “ego-faloconquistador”. Así se construye a un “padre de la Patria” con residuos de ese sujeto masculino blanco europeo heterosexual que “penetró” a "Las Indias" con afán de dominación. Y es que la construcción de Bolívar como Padre de la Patria no puede ser de otra manera. Porque una masculinidad otra no es permitida como atributo de cualquier figura heroica cis-normativa. Porque la Patria necesita un patriarca y si es un sujeto blanco, heterosexual, “cogedor de culitos”, mejor. Esta es la herencia poco cuestionada del proceso de ordenamiento colonial: lo carnal y los placeres corporales. Así se construye la sexopolítica bolivariana ¿Y que quieres? -dirían algunxs- ¿un Bolívar maricón? (escucho voces a mi alrededor). Quizás así, la soberanías sexuales2 y corporales de esta “erótica Latinoamérica” fueran disidente al contrato de la heterosexualidad obligatoria y al régimen heterocapitalista o hetero “socialista”. Quizás así, la palabras: maricxs, cachaperxs, trans, no generaría tanto ruido y asombro en la Asamblea Nacional, ni en las Asambleas Populares, ni en las escuelas, ni en las calles, ni en las camas o en los baños de los Ministerios .

#BolívarEraMarico

Documentos históricos encontrados en la Hetero-Asamblea-Nacional agrietan la heteroficción nacional. Este es el Archivo vivo no heterocomplaciente de la nación. La archiva Trans-cachapera-maricx-queer-perversx-polomorfx de la Nación Disidente al régimen heteropolítico.



Bolívar y sus Mancebos. Idea: @erchos// Montaje: @gerardvolta

  

El llamado “delirio sobre el Chimborazo” escrito en 1822 de Bolívar ocurrió luego de una masturbación colectiva con sus mancebos, esclavxs negrxs. Las Cartas a Manuela evidentemente, eran escritas luego de estas orgías y encuentros homoeróticos. Se dice, que la zoofília también era uno de sus fetiches.
 

#BolivarTrans

Collage Francisco Bassim.








 por Yosjuan Piña Narvéz
@erchos

1No le resto importancia a los procesos históricos construidos a partir de Bolívar, mucho menos a al imaginario político religioso que hay en la sociedad Venezolana en torno a él. Insisto sólo re pienso torpe e imaginariamente la construcción del cuerpo de la nación, a partir de la figura del héroe, heterosexual.
2Este párrafo fue escrito y- re tuniado- luego de ver la película “Bolívar El Hombre de las dificultades”. Publicado en la Revista Épale en la sección Soberanías Sexuales. Disponible en http://www.ciudadccs.info/wp-content/uploads/2015/02/05/EPALECCSN45_010913_WEB.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada